top of page

Indicadores Ecológicos

Los indicadores ecológicos son herramientas esenciales para evaluar la salud de los ecosistemas y orientar las prácticas ganaderas hacia un modelo más sostenible. Gran parte de los problemas que tenemos los ganaderos hoy en día en los ranchos se debe al desconocimiento de la función de los distintos elementos de nuestros ecosistemas y de como se ven al mejorar o empeorar. Por ejemplo, no sabemos:


  • ¿Que efecto tiene el suelo desnudo en la infiltración y retención de agua?.

  • ¿Porqué se generan las cárcavas?

  • ¿Porqué salen las famosas "malezas" en ciertos lugares del rancho, o en todo?.

  • ¿Porqué tenemos plagas en los pastos o cultivos?

  • Y la lista sigue...


Entonces, estos indicadores nos permiten medir el impacto nuestras actividades ganaderas sobre el medio ambiente y monitorear la evolución del ecosistema a lo largo del tiempo. En este breve artículo, vamos a explorar algunos de los indicadores ecológicos, su relación con el proceso de sucesión biológica y la producción agropecuaria, así como algunas técnicas de monitoreo y su importancia para cualquier modelo productivo.


Pero, para entender la importancia de los indicadores ecológicos, primero debemos conocer y entender el concepto de sucesión ecológica. La sucesión ecológica se refiere al proceso natural por el cual los ecosistemas evolucionan y se transforman a lo largo del tiempo. En este proceso, los ecosistemas pasan por diferentes etapas, desde la colonización inicial de especies pioneras (los musgos sobre las piedras, por ejemplo) hasta la formación de comunidades vegetales estables y diversificadas (bosques primarios, pastizales naturales o cualquiera que sea el ecosistema del sitio). Estas comunidades se desarrollan en etapas secuenciales, a medida que los nutrientes y otros recursos se acumulan y se altera el entorno. Conforme esta evolución se desarrolla, la biodiversidad aumenta y los ecosistemas se vuelven más complejos y resilientes. Y el punto final de la sucesión ecológica de un ecosistema se le llama Climax Climático, que en otras palabras podriamos definirlo como el punto en el que una población o comunidad de especies (de todo tipo de organismos) ya no cambia, se estabiliza.


Y como dicen por ahi, “la reversa también es cambio”, y tomemos también aquella también célebre frase "en la naturaleza, la única constante es el cambio", también hay eventos naturales y que sacan un ecosistema de su "climax climático" y lo devuelven a etapas más "jovenes". Estos eventos pueden ser por ejemplo inundaciones, tornados, huracanes, deslaves, incendios, sequías atípicas, etc. Y el humano también puede generar cambios, de hecho lo hacemos con mucha más frecuencia y agresividad con todas nuestras prácticas agronómicas y "super tecnologías". Esta es básicamente la razón de que hoy en día tengamos el nivel de degradación que podemos ver por todos lados. Y es por eso que debemos conocer tanto del proceso de sucesión ecológica como de los indicadores ecológicos, no solo para saber del avance de nuestro ecosistema, si no también del posible retroceso y redefinir objetivos y prácticas productivas a corto, mediano y largo plazo.


Por ejemplo, los agricultores y ganaderos podemos utilizar indicadores de salud del suelo como la densidad de raíces, la actividad microbiológica, la materia orgánica, la capacidad de infiltración y los niveles de nutrientes para estimar la salud del suelo en nuestros cultivos y animales. Al monitorear estos indicadores, podremos adaptar nuestras prácticas de pastoreo, siembra, manejo nutricional y manejo del suelo para mejorar la salud del suelo y la salud de económica de la empresa agropecuaria.


Al medir y monitorear estos indicadores, los ganaderos podremos adaptar nuestras prácticas de manejo de pastizales y de gestión del agua para mejorar la sostenibilidad y la productividad de nuestros sistemas productivos. Por ejemplo, si en realidad queremos llevar el ecosistema hacia una etapa más avanzada de la sucesión ecológica (estamos a final de cuentas en el portal de GanaderiaRegenerativa.com y por eso estás leyendo este artículo, ¡porque quieres regenerar!), podremos enfocarnos en prácticas como la regeneración de suelos, estimulación de pastos nativos, la rotación de cultivos o especies, diseño hidrológico en línea clave, reposos más prolongados de nuestros potreros, siembra de cultivos de cobertura y la eliminación del uso de pesticidas y fertilizantes.


Las técnicas de monitoreo de los indicadores ecológicos pueden variar según el objetivo de la evaluación, hay unas costosas y complejas y otras muy baratas y prácticas. Estas mediciones, como mencionamos anteriormente, pueden ser de la biodiversidad, la calidad del agua, la calidad del aire, la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero, entre las costosas. Entre las baratas y prácticas se encuentran la cobertura de suelo, poblaciones de plantas dominantes y su diversidad, estado de cárcavas de erosión, tasa de infiltración de agua, entre otras. Las técnicas baratas de monitoreo tienen, sin embargo, su nivel de complejidad y sobre todo un conocimiento detrás que debemos conocer para poder hacer correctamente estas evaluaciones. ¡Hay que estudiar! Con las técnicas más costosas, pues definitivamente es mejor contratar a un profesional en el ramo para que las ejecute.


En conclusión, los indicadores ecológicos son herramientas clave para orientar las prácticas ganaderas hacia una gestión más sostenible y rentable a largo plazo. Los ganaderos deben comprender el proceso de sucesión ecológica y utilizar los indicadores ecológicos para evaluar el estado actual del ecosistema y definir los objetivos de gestión adecuados. La gestión sostenible beneficia tanto al medio ambiente como a la rentabilidad del negocio ganadero, y los indicadores ecológicos monitoreables de manera visual y económica son herramientas valiosas para guiar esta gestión.


En resumen:


  • Los indicadores ecológicos miden el impacto de la actividad ganadera en el medio ambiente

  • Los ganaderos pueden adaptar sus prácticas para mejorar la salud del suelo, calidad del agua, biodiversidad y productividad

  • Los indicadores ecológicos ayudan a definir objetivos de gestión y guiar la gestión sostenible y rentable del negocio ganadero

  • Es importante que los ganaderos comprendan el proceso de sucesión ecológica y utilicen técnicas de monitoreo adecuadas para mejorar la sostenibilidad de su actividad productiva.



1041 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page