Tan diminuto y tan destructivo


Si queremos mejorar la productividad de nuestros ranchos, es necesario que conozcamos los factores que nos llevaron a la improductividad actual.

El culpable del que quiero hablar esta vez es diminuto, pero me atrevo a asegurar que está presente en la gran mayoría de los ranchos ganaderos, y ni hablar de los agrícolas. Se trata de una finísima capa que se forma en la superficie del suelo por el golpe de las gotas de lluvia.

Para que puedan visualizarla he tomado un par de fotos. En la primera foto se puede apreciar perfectamente bien el sello, es esa capa super delgada que se alcanza a apreciar en la superficie.

En la segunda no existe, es un suelo con un poco de cobertura que no fue afectado por el golpe de las gotas de lluvia. Pueden ver como no hay nada que impida la infiltración del agua en el suelo, esa capa de vegetación muerta es permeable y disipa la energía que trae la gota de lluvia

Foto 1. Sello en suelo desnudo.

Foto 2. Suelo con cobertura vegetal muerta, sin sello.

Este sello se crea al tener suelo expuesto, sin cobertura, y las gotas de lluvia golpean directo en él. El suelo está compuesto por partículas de varios tamaños y pesos, por lo que las más livianas se elevan más con el golpe y las pesadas menos. Esto genera que las livianas caigan más tarde al suelo (proceso muy rápido) y queden en la superficie, creando esa capa diminuta.

En la siguiente imagen, tomada de soilerosion.net, se puede observar claramente el proceso de erosión que genera este golpe, en inglés le llaman “rainsplash erosion” o “erosión por golpe de lluvia”.

Foto 3. Muestra como las particulas de suelo son removidas de la estructura y superficie. Las más pesadas quedan debajo de las más livianas. Foto tomada de soilerosion.net.

Ahora que ya conocemos como se genera esa capa, analicemos la problemática que genera.

Como primer paso, reduce la cantidad de agua de lluvia infiltrada en el suelo, reduce la “lluvia efectiva”. El segundo problema es que el agua no sabe estar quieta, a menos que la pongan en un recipiente. Entonces si el agua no se infiltra tendrá que moverse y será por encima del suelo y hacia abajo en la pendiente, no hay duda.

Una gota de agua causa un pequeño problema, pero cuando muchas gotas se juntan y toman fuerza generan problemas muy grandes. Entre más agua se junte y tome más fuerza su capacidad de arrastre será mayor. Y en los ranchos lo primero que arrastrará consigo será el suelo, ese único recurso que no podemos cambiar, el más preciado.

Al infiltrarse menos agua, los mantos freáticos no se reabastecerán a su capacidad total, por lo que el suelo se secará más rápido al terminar la temporada de lluvias, trayendo consecuencias fatales para nuestros pastos, por lo tanto para nuestro ganado y para terminar con nuestros bolsillos.

Es importante entonces no tener suelo descubierto en nuestro rancho. Necesitamos producir tanto pasto como sea posible no solo para alimentar a nuestro ganado, si no para tener una buena cobija que proteja nuestro suelo de las gotas de lluvia y podamos llenar la capacidad de almacenamiento que este tiene.

Esta cobertura la lograremos a través de una buena gestión del pastoreo, alejándonos del pastoreo extensivo y degradante, practicando sistemas de pastoreo de alta carga y corta ocupación. Debemos también dejar de mover el suelo con arados y rastras.

En suelos que no tengan cobertura es necesario aplicarla, ya sea en forma de material vegetal muerto o con cultivos de cobertura, como leguminosas. Hay muchas opciones para hacerlo.

Anexo un video, tomado de Youtube del canal de The Luisiana State University Agricultural Center en donde hacen un simulador de lluvia con distintos niveles de cobertura del suelo. Atención, en cada uno de los cajones hay dos frascos, uno recoge el agua de escorrentía y el de abajo recoge el agua infiltrada en el suelo. Observen lo que pasa en cada uno de los casos.

Les dejo tarea, busquen en sus ranchos áreas de suelo descubierto, de preferencia si ya les ha llovido, y con un machete o cuchillo levanten una pequeña porción de suelo. El proceso, para que puedan ver bien esa capa es 1)enterrar el machete en un angulo de 45°, aproximadamente unos 5 o 10 cm. 2) hacer palanca con el machete para que la punta haga fuerza hacia afuera, hacer esto con cuidado, con poca fuerza para no desboronar la muestra de suelo. 3) dejen el machete sobre el suelo, con la muestra en la punta y 4) observen y tomen fotos.

Busquen también un área de suelo cubierto, con algo de pasto seco o debajo de un árbol, hagan el mismo procedimiento anterior y vean las diferencias.

Resumiendo: el tener el suelo descubierto es el arranque de todos los males y es exactamente ahí donde debemos comenzar a REGENERAR nuestra empresa ganadera. Al tener todo nuestro suelo cubierto, este podrá infiltrar toda el agua que es capaz de almacenar y tendremos temporadas de seca menos agresivas. Esto permitirá extender la temporada de pastoreo en pastos verdes algunas semanas más, impactando directamente sobre la rentabilidad sustentable por hectárea.

Son bienvenidos los comentarios para agregar más información o apreciaciones personales que tengan sobre el tema. El objetivo de este blog es brindar información útil y sencilla a los ganaderos y agricultores, ayuden a enriquecerlo con sus comentarios al final de esta página.

Después hablaremos de los efectos del sol sobre los suelos desnudos.

Ahí nos vemos!.

Daniel Suárez

daniel@ganaderiaregenerativa.com

#suelos #infiltracion #compactacion #sello #lluvia #lluviaefectiva #cobertura #erosion

2,202 vistas

Ganaderia Regenerativa Derechos Reservados 2020