Campeonato vs Funcionalidad

Actualizado: 4 dic 2021

¡Tribu!...se que esta publicación va a causar roncha, escozor y le va a calentar la sangre a muchos, pero no lo publico con ese fin, si no con el objetivo de analizar lo que estamos haciendo y mejorar. Esto aplica para la ganadería bovina, ovina y seguramente para el resto de animales "de granja".

No es un secreto que UNA GRAN MAYORÍA de sementales (y sus hijos) con campeonatos en pistas y con los "mejores" papeles, fracasan en campo, cuando les toca hacer la tarea para la cual fueron criados. Nos ha pasado a todos, ¿si o no?, ¿porqué?, ¿a que se debe tal fracaso?, prácticamente lo entiendo de esta manera:

  1. Nos hemos olvidado que el herbívoro nos sirve a nosotros para convertir grandes cantidades de forraje (indigestible para nosotros) en alimentos de alta calidad nutricional.

  2. Se califican en pista atributos que poco o nada tienen que ver con la eficiencia pastoril.

  3. Se CRIAN y SELECCIONAN animales bajo regímenes de alimentación y cuidados totalmente ajenos a la realidad laboral futura de esos animales (revisar el punto #1)

  4. Al hacer esto, se ocultan ineficiencias funcionales del animal (adaptación, fertilidad), pues le becamos la alimentación y las batallas contra parásitos y clima, incluso hasta llegamos a hacer cirugías para corregir algunas "imperfecciones" de nuestros animales.

  5. El resultado es un animal con muy pobre rendimiento reproductivo, que tenemos que apoyarlo de todas las formas habidas para que pueda, ya sea preñar o preñarse.

Una cosa es PREPARAR un animal para una exposición y otra cosa es CRIAR un animal para una exposición, son dos cosas muy distintas que arrojan RESULTADOS MUY DISTINTOS...observemos la siguiente imagen.


Foto: Analogía de un toro seleccionado y criado a base de dietas artificiales altamente nutritivas y sin hacer ningún esfuerzo (el toro) por conseguirla y como se presenta al momento en que nos lo ofrecen en una expo y como termina cuando le toca hacer el trabajo para el cual se supone fue criado, seleccionado y comprado.


Traslademos esto a la industria automotriz. Si vas a mostrar un auto para venderlo, pues lo lavas, lo aspiras, en general lo presentas al cliente en las mejores condiciones posibles. En cambio, si vas a fabricar un auto, defines primero en que condiciones necesitas que trabaje, y basado en eso lo diseñas y lo fabricas. ¿Te imaginas el gran problema que se generaría el pretender que ese carro que estás diseñando funcione en condiciones peores para las cuales fue concebido?. Ahora del lado del comprador, ¿crees que ese auto diseñado para carreteras planas, rectas, de alta velocidad funcione en carreteras de tierra, con curvas, pendientes muy inclinadas y lodo?


No se en que momento perdimos el rumbo y comenzamos a hacer las pistas unas pasarelas de animales disfuncionales y cebados con medios artificiales que difícilmente podrán hacer su trabajo en condiciones reales. Las pistas de calificación, desde mi entender, son para calificar la conformación funcional de los animales en sus diferentes categorías de edad, razas y sexo; recordemos aquella máxima que dice "la forma sigue a la función". Si entendemos la función del herbívoro haremos entonces un mejor trabajo de selección, crianza, juzgamiento y comercio de animales para la producción de alimentos para el ser humano.


Insisto mucho en este tema porque solamente con animales funcionales en nuestro rancho podremos bajar costos, producir alimentos reales, de alta calidad y con rentabilidad mientras mejoramos nuestros recursos naturales. Pero esta disfuncionalidad actual es parte de lo que hoy hace que la ganadería se encuentre en un estado de adicción de insumos dando como resultado altísimos costos de producción, degradación de nuestros suelos, producción de alimentos de muy mala calidad nutricional y una baja o nula rentabilidad.


Dejemos de cubrir las ineficiencias de nuestros animales (seleccionadas por nosotros mismos sin saber) con granos y demás artificios veterinarios. Seleccionemos por adaptación, por fertilidad, por precocidad sexual, por eficiencia de conversión de forraje; porque sin estos elementos, el negocio ganadero se convierte en un pasatiempos muy caro, que tarde o temprano nos va a comer.


A partir de hoy, tu como comprador, ¿en cual ventanilla vas a comprar tus sementales? y tu, como criador, ¿en cual ventanilla vas a vender tus sementales? (ver imagen de abajo).


2642 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo